La cafeína puede ser una arma de doble filo. Por un lado, es un estimulante que en dosis moderada ayuda a obtener más energía para el movimiento, aunque no está claro si actúa solo sobre el sistema nervioso o también interviene en el metabolismo energético. Por otro lado es un diurético que puede acelerar la deshidratación y empeorar el rendimiento deportivo. El mejor consejo es no abusar de la cafeína, si estás acostumbrado a desayunar un café, puedes tomarlo, siempre que puedas ir al baño antes de la carrera.

La cafeína actúa a varios niveles para incrementar el rendimiento deportivo: En el sistema nervioso central (cerebro), a nivel neuromuscular y metabólico.

Pero ¿es bueno o no tomar café antes de corre o entrenar?

A cup of coffee

Una taza de rico café… mmmm!

 

Cuando se consume cafeína con regularidad, y en cantidades moderadas, la cafeína no conduce a la deshidratación excesiva. Sin embargo, no debes tomar café poco minutos antes de correr. Opta por ingerirlo alrededor de una hora antes de entrenar.